Definición:  

Si lo público se asume como un sistema abierto, el Estado se suma a otro conjunto de actores que influyen y le dan forma a las llamadas agendas de interés social. El cambio asociado a la interacción por medios digitales de ese conjunto de actores de influencia supone que, la preponderancia de la oferta institucional, definida por los intereses de gobierno, deben ceder o al menos desarrollar la capacidad de integrar las demandas del conjunto de actores que configuran lo público de manera corresponsable.

Descripción:

Las primeras etapas de incorporación de las tecnologías digitales en temas públicos fue dada a través de un conjunto de plataformas donde las instituciones estatales, que en la medida que ajustaban costos, procesos y procedimientos; podían ofrecer prestaciones y servicios públicos de manera más eficaz.  Esto creó un patrón en donde la oferta definía las prioridades y los medios de la interacción digital.  

El cambio requerido de la orientación centrada en la oferta, a la capacidad de integración de las demandas, supone la articulación o creación de comunidades en red, en dónde el Estado es uno de los nodos de interacción, pero no necesariamente el centro o productor de la misma.

En la medida que las entidades oficiales desarrollen la capacidad y las plataformas de observancia o escucha de las interacciones de los actores sociales relevantes a cada tipo de política o programa, mas precisa, pertinente y oportuna será su respuesta a las necesidades y demandas de dichos actores.

Este proceso de escucha e integración de las demandas ciudadanas también se puede realizar de manera colaborativa y distribuida de modo que las acciones y capacidades de la sociedad para observarse a si misma, redunde en la capacidad institucional de avanzar en las agendas públicas. 
Recomendaciones:





Determinante
Principal:
Lo Público Organización Abierta

Determinantes
Influyentes:
 
oGobierno y eDemocracia
Interacción e Interfaces Tecnológicas