Definición:  

Una de las características más destacadas de la cultura política contemporánea es que los tiempos, los espacios, los medios y las decisiones sobre cómo y desde donde participar no responden a los sistemas rígidos y jerarquizados  de los sistemas electorales tradicionales.  Así mismo, los ciudadanos cada vez más, encuentran estímulos a la participación en planos menos formales y estructurados, y no por ello, menos influyentes en la capacidad de crear un sentido de lo público y una respuesta convergente con otros ciudadanos con los que no existe un vínculo formal, partidista o institucional prefigurado.  De esta manera, para Sandoval (2009)[1, el llamado espacio democrático esta formado por actores que construyen nuevos espacios y redes de intercambio, enfocados en abrir nuevas formas de participación y extensión de la ciudadanía a lo digital.

Descripción: 

En igual sentido, como se ha mencionado a lo largo del conjunto de factores críticos en esta análisis ideográfico; existen diferencias importantes entre los ciudadanos cuya posición ha sido reconocida en los procesos de participación, y que además han sido efectivamente representados, y aquellos que no gozan de las garantías para el ejercicio de sus derechos y el aprovechamiento de los espacios de participación.  

Lo que si tienen en común ambas particiones sociales, es la reducción o el poco desarrollo de las interacciones con los procesos de gobierno.  En cierto sentido, es como si las prácticas de gobierno ejercidas sobre los ciudadanos no guardaran relación y significado con las necesidades de unos y otros.

El contraste ha venido observandose en experiencias de base ciudadana y comunitaria en donde se desarrollan emprendimientos de ayuda, denuncia y colaboración, con apoyo de medios digitales como portales web, redes de trabajo asociativos, movimientos de protesta, que vinculan los planos interpesonal y digital, entre otros.  Donovan, Kilfeather y Buggy (2008) [2consideran que esto demuestra el deseo e interés de los ciudadanos por comunicarse y participar a un nivel de lo que ellos denominan “participación popular” o “participación cívica”.

Así, el reto consiste en articular los planos que cruzan los mecanismos de participación formal, las acciones ciudadanas en el plano interpersonal y comunitario y el activismo digital como un todo en el espectro de la participación política contemporánea. 
Recomendaciones:




Determinante
Principal:
Interacción e Interfaces Tecnológicas

Determinantes
Influyentes:
 
Innovaciones y Cambio Institucional