Definición:


Uno de los términos más comúnmente usado entre las nociones de teoría política contemporánea es la idea de la Democracia. Tal es su nivel de apropiación, que su sola referencia supone o evoca un acuerdo general aceptado y deseado por todos.  También es cierto que, la brecha entre los principios y promesas asociados a esa idea y las realizaciones en las sociedades liberales de los últimos 30 años, ha conducido a varios intentos de ajuste y complemento a las prioridades que vistan de mayor legitimidad, como son: democracia representativa, democracia participativa, democracia popular, democracia directa, entre otros.  En esta reflexión se invita a considerar el efecto de las nuevas mediaciones tecnológicas relacionadas con el sentido de apropiación y legitimidad otorgado a la noción de democracia en los escenarios contemporáneos.  Con la idea de democracia interactiva, no queremos proponer un nuevo adjetivo para revalidar la promesa, sino que pretendemos tensionar la manera en que lo interactivo, profundiza la crisis de lo representativo y potencialmente puede replantear las operaciones fundamentales sobre las que se ha intentado desarrollar lo participativo.



Descripción:


“La apertura del Gobierno y la participación ciudadana son la sístole y la diástole del corazón de la gobernanza y del gobierno abierto” (Calderon y Lorenzo: 2010) [1]. Estos autores ubican esta afirmación en el contexto de una sociedad red (Citando a Castells: 1996); en donde proponen una morfología centralizada o distribuida; pero que en cualquier caso supone un movimiento hacia mayor distribución y una menor relevancia de las cúspides, de los vértices, del centro.  


Esta idea de sociedad red puede servir para dar cuenta del carácter distribuido de la relación gobernante-gobernado, pero nos dice poco sobre el carácter de la mediación.  En términos de eGobierno y eCiudadanía, deberíamos considerar las implicaciones de un escenario de interacción distribuida, descentralizada y con interacciones sincrónicas y diacrónicas.


La interactivo aquí pone en cuestión varios asuntos de los representativo y lo democrático:  frente a lo primero, Calderon y Lorenzo (2010) “nos recuerdan que hoy en día el liderazgo social puede venir de posiciones periféricas”,y de actores que despliegan un carácter subsidiario frente al Estado.  Frente a los segundo, ellos consideran que estamos enfrentando un fenómeno que denominan “individualismo comunitario” evocando la idea de las comunidades de desarrolladores en donde cada uno hace su contribución pero sin necesidad de filiación a una colectividad u organización.


Si bien esta idea tiene manifestaciones en los escenarios de las llamadas comunidades digitales; no es menos relevante el hecho que este tipo de miradas siempre dan cuenta de la punta de lanza de los “first movers” y no necesariamente representa la mayoría de población en nuestros contextos que antes que “first movers” ocupan el lugar de “left behind”.  En otros términos, los análisis de la interacción en la “Webesfera” otorgan poca atención a la “marginoesfera”. 


De allí que, el reto fundamental es considerar las formas en que la interacción a través de mediaciones digitales de sujetos y comunidades en condiciones de desventaja social, educativa o económica; potencian o profundizan las condiciones de sub-representación y las restricciones para la participación democrática.


La interacción mediada digitalmente puede potencialmente superar los problemas de accesibilidad, de reconocimiento y de vinculación continua de los ciudadanos vulnerables a los ciclos de creación, innovación y decisión sobre los temas que más impacto tienen sobre sus vidas.

Recomendaciones:





Determinante
Principal:
oGobierno y eDemocracia

Determinantes
Influyentes:
Interacción e Interfaces Tecnológicas
Masificación / Apropiación TIC